Freebets explicadas y reveladas: ¿qué son y cómo funcionan?

Cuando vamos a elegir un operador es muy fácil caer en atractivas promociones, como las freebets, si no sabemos bien cómo funcionan. Pero, si revisamos los términos y condiciones de la oferta, lamentablemente, nos podemos dar cuenta que éstos no son en realidad dinero gratis para apostar.

Por eso, en este artículo te explicamos y revelamos todo lo que necesitas saber sobre las freebets y cómo funcionan.

¿Qué son las freebets?

Las freebets, que significan ‘apuestas gratis’ en inglés, son una forma de realizar apuestas sin tener que utilizar tu propio dinero, usarías entonces el dinero del operador. Son un método de promoción que ofrecen algunos operadores para atraer más clientes.

Las condiciones varían dependiendo de la casa de apuesta, algunas ofrecen freebets sin depósito mientras otras requieren una primera apuesta o un primer depósito para poder obtener el bono.

Apuesta gratis freebet

Algunos inconvenientes: términos y condiciones

Dos de los problemas más significantes de esta oferta son: por lo general, uno de los requisitos es que apuestes en un resultado que suele ser desfavorable y, además, te piden que iguales el freebet con tu dinero. Otro punto en contra es que los operadores suelen requerir que apuestes cierta cantidad, varias veces, para poder retirar el bono y las ganancias obtenidas de él.

Esto lo enmascaran un poco en los términos y condiciones pero, naturalmente, el operador no va a perder dinero así de fácil.

Por ejemplo: un operador ofrece una freebet de 15€ si te registras en él, pero cuando lees detalladamente las condiciones, descubres que para liberar la promoción necesitas realizar un depósito de mínimo 15€ y apostarlo a cuota igual o superior a 2.00 ó 2.50, luego la casa de apuestas te acreditaría los 15€ gratis.

Como podemos ver en este ejemplo, el operador te está diciendo, prácticamente, que apuestes con tu propio dinero antes de liberarte el bono. Además, con una apuesta a cuota igual o superior a 2.00 tienes, en realidad, un poco menos del 50% de probabilidad de ganarla.

Entonces, aún habiendo obtenido el dinero de la freebet, tendrías que seguir apostando con tu propio dinero antes de poder retirar el bono. Al final terminas apostando más de lo que te vas a ganar con esta oferta.

Mientras más dinero, más condiciones

Hay que tener más cuidado aún con aquellos operadores que ofrezcan freebets de altos valores, especialmente si sobrepasan los 100-200€ (por ejemplo Bet365, Sportium, Luckia, William Hill, Bwin …). Puede parecer muy atractiva la oferta pero hay que acordarse siempre de los términos y condiciones.

Mientras más alta sea ofrecida la freebet, seguramente más condiciones tendrá y más veces deberás apostar el valor del bono para poder ver el dinero real en tu cuenta bancaria. También, el operador puede requerir que la apuesta o el depósito que debas realizar para activar la oferta sea aún más alto.

Vale acotar que dentro de las condiciones su Betfair, se suele explicar que apuestas con hándicap, y otros mercados quedan excluidas de esta promoción.

Ejemplo Freebet

¿Por qué las freebets no son gratis?

Como ya hemos explicado, en realidad, las freebets no son gratis. Es normal que al ver una promoción con palabras como “gratis” en ella, se nos haga atractiva. Pero hay que estar pendientes del asterisco (*) que indica los términos y condiciones, es ahí cuando entendemos que la oferta no tiene nada de gratis.

Las casas de apuestas que ofrecen este tipo de promoción utilizando un lenguaje creativo para disfrazar el significado real de estos incentivos, haciéndolos parecer mejor de lo que realmente son ya que las apuestas gratis o freebets suelen requerir que se apueste en resultados desfavorables.

Estas son dos frases engañosas que las casas de apuestas suelen utilizar para atraer a los apostadores: apuestas gratis y apuestas sin riesgo.

Apuestas sin riesgo: otro tipo de freebet

Otro tipo diferente para incentivar a las personas a registrarse o seguir apostando e invirtiendo dinero en un operador, es a través de una “apuesta sin riesgo”. Ésta puede ser igual de engañosa que una freebet.

Para obtener la apuesta sin riesgo debes, primero, apostar el mínimo requerido en dinero y en cuotas, por ejemplo: debes apostar mínimo 15€ a cuota igual o superior a 2.00 ó 2.50. Si ganas la apuesta, enhorabuena, te llevas tus ganancias; pero si la pierdes, el operador te reembolsa el dinero perdido, hasta cierta cantidad máxima.

El problema con este tipo de bono es que, si bien la idea de una apuesta sin riesgo es muy llamativa, no puedes apostar, en realidad, en lo que tu quieras pues debes cumplir con ciertos requisitos para calificar a la oferta.

Como en los requisitos se suelen establecer cuotas muy altas, es decir, que tienen poca probabilidad de ganar, es más riesgoso apostar tu propio dinero aún cuando podría ser reembolsado pues vas a tener que seguir apostando para poder retirarlo.

A la larga, lo más probable es que termines apostando más dinero del que vas a recibir con el bono.

Apuesta sin riesgo

Conclusión: ¿valen la pena o no?

Las freebets pueden terminar en una pérdida de tiempo y dinero. Primero, tienes que leer con detenimiento los términos y las condiciones de la oferta si quieres volver a ver tu dinero; segundo, las cuotas tan altas exigidas para apostar como parte de la liberación del bono terminan costándote más caro a largo plazo.

Pero por supuesto, todos queremos aprovechar promociones y ofertas por lo que nuestra recomendación es leer las condiciones del bono y su liberación y sacar la cuenta de si, a la larga, va a ser una gran inversión de hasta cientos de euros para poder retirar un bono de 30€.

Tal vez es mejor buscar otro tipo de oferta como bonos de bienvenidas en operadores nuevos, o buscar otros operadores que ofrezcan mejores incentivos.

Leave a Reply