Pronósticos de apuestas para la Copa América 2019

La primera ronda de la Copa América esta por comenzar y los apostadores están frenéticos pues es lo único que hay en el verano para apostar, este torneo siempre sorprende a todos, los equipos que parecen ser más o menos, terminan siendo poco previsibles, sin embargo, pese a que la fase de grupos solo tiene un grupo apretado, los favoritos para ganar la copa son casi los mismos.

¿Qué selección es la favorita para ganar la Copa América 2019?

A continuación te presentamos un resumen con las cuotas de apuestas previas al arranque del torneo, además de los cuatro equipos, que de acuerdo con los apostadores, tienen más posibilidades de alzarse con el título continental. Presta atención, porque aunque estos pronósticos no siempre son los más acertados, pueden darte una idea de donde poner tu dinero.

El local siempre es favorito, Brasil es más que una camiseta amarilla

La camiseta amarilla de Brasil siempre juega con un elemento psicológico en el rival, mucho más cuando está de local. Los apostadores saben que la selección dirigida por Adenor Leonardo Bacchi «Tité» tiene la necesidad de borrar lo que sucedió en los dos últimos mundiales. Aunque hasta el momento las cosas parecen estarse dando bien, pues la ausencia de Neymar Jr. y de Vinicius sembró dudas entre la afición.

Más allá de eso, la mayoría de los apostadores ven en Brasil al próximo campeón de América, y sino campeón, al menos lo ponen en la final del torneo (lo cual le da buenas posibilidades de todas formas). En sus próximos partidos la «canarinha» tendrá que enfrentar a equipos que suelen cerrarse para no recibir goles, por lo tanto, no parece tener un camino fácil o al menos un partido seguro, ya que es difícil el cono sur y cualquier cosa puede pasar.

Uruguay siempre ha obtenido buenos resultados jugando en Brasil  

Antes de que Alemania humillara a Brasil en las semifinales del mundial de 2014 con un resultado insospechado de 1 – 7, el terror de los cariocas siempre fue Uruguay, que no sólo es el equipo que más veces ha ganado el torneo, sino que además se dio el lujo de ganar una final del mundo en el Maracaná. Los apostadores saben que no se trata de un examen de historia, pero le apuestan a la fiereza de Luis Suarez y Edison Cavani, quienes seguramente están viviendo sus últimos aires.

Es fácil confiar en la llamada Garra charrúa, sin embargo, aun cuando es considerado uno de los favoritos a poco de empezar el torneo, la selección de Uruguay flaqueó un poco y se encuentra en un periodo de reestructura. Esta generación ya demostró muchísimo potencial ofensivo y ahora en defensa es una muralla, pues concede pocos goles y también sabe marcar por aire.

Argentina juega por recuperar su antigua gloria

Argentina cayó 4 -3 en octavos de final en Rusia frente al actual campeón del mundo, Francia. Sin embargo, quedar tan lejos de las instancias decisivas del torneo golpeó duramente el ego de la selección capitaneada por Lionel Messi y que esperaba que en Rusia pudieran ratificar los buenos resultados obtenidos en Brasil.

El equipo albiceleste figura como cabeza de grupo con Colombia, Paraguay y Qatar como rivales, aunque la prensa argentina y los aficionados dan por descontado que el equipo se clasificará como primero de su grupo, en los amistosos internacionales, ni siquiera el brillo de Messi fue suficiente para disipar las dudas sobre la selección y sobre el trabajo de Lionel Scaloni. No es un grupo fácil en lo absoluto.

Chile también asoma entre los favoritos

Pese a haber quedado por fuera del último mundial, la selección austral viene de ganar la Copa América en dos ocasiones consecutivas, primero en su tierra, después en un torneo extraordinario organizado en los Estados Unidos como la Copa América Centenario. No obstante, pese a su escaso brillo internacional, los chilenos cuentan con figuras como Alexis Sanchez y Arturo Vidal.

Habrá que ver cómo lo hacen los dirigidos por el entrenador colombiano Reinaldo Rueda cuando se enfrenten a Japón, Ecuador y finalmente a Uruguay. No se trata de un grupo fácil en lo absoluto, muy posiblemente en el último partido se definirá la suerte del primer clasificado, del grupo y que tendría en teoría un paso más sencillo a las semifinales.

Los apostadores también pueden equivocarse

A modo de símil queda en el aire aquella Eurocopa de 2004 organizada por Portugal en la que todos daban por sentado que Cristiano Ronaldo dejaría el título en casa, y en el que para sorpresa de todos, la tímida selección de Grecia terminó llevándose el torneo en una demostración de lo que una defensa efectiva y el contragolpe pueden hacer.

Nada está escrito en el fútbol, sin embargo, los apostadores ya han marcado a sus cuatro caballos favoritos y una vez empiece el primero de los veintiséis partidos que conforman el torneo, empezaremos a ver que tanto pesa el color de las camisetas, la historia y por supuesto la participación de figuras como Suarez, Messi, Vidal o Casemiro.

No hay que perder de vista a selecciones que aunque suelen pasar desapercibidas como Colombia y Perú, a diferencia de Chile se clasificaron al último mundial y mostraron un desempeño mucho más fiable que Argentina en los amistosos internacionales. Se trata de un torneo corto, en el que una buena racha podría ser suficiente para llevarse el título y dejar a apostadores y aficionados sin palabras.